Viaje en barco por Francia

 

Llega la primera esclusa, el ritual de la apertura, esperar a que se llene y vuelta a abrir. Nos acercamos a una zona más poblada, Beziers, a lo lejos se ven fábricas y bastantes coches, pero desde la placidez de las aguas del canal somos ajenos a todo ese bullicio, el tiempo aquí está parado… El sol calienta de lo lindo, llegamos por fin a la fila de barcos que indica el comienzo de las 7 esclusas. El horario es muy estricto, solo pasan 3 barcos a la vez, tardan unos 20 minutos. Nos quedan unos 9 barcos por delante así que parece que haremos noche aquí. Estupendo, no hay prisa, seguimos a 6 por hora.

 

 

canal-de-midi-esclusas

Canal de Midi,esclusas

fonserannes

Fonseranes, esclusas

 

Acabamos el día esperando en la fila, con un largo paseo en bici con cuidado eso si de no arrollar a algún pato despistado que sestea en la orilla. Desde las esclusas se disfruta de una maravillosa vista de Bezieres, con su imponente catedral.

Amanece un dia espléndido, ha merecido la pena la espera, las 7 esclusas cuesta arriba se pasan sin dificultad y como no se para de trabajar con las amarras el tiempo se pasa volando.

Se abre entonces ante nosotros la naturaleza del Languedo, comarca de vinos. A las orillas del canal hay casas de campo salpicadas entre la campiña, vides, plantaciones de girasoles…

Llegamos hasta Colombiers, de paseo por el pueblo encontramos una placa donde se recuerda al creador del canal. Es la hora del almuerzo, en las calles de piedra no se ve un alma. Intentamos localizar una panadería sin éxito. Por fin damos con el único restaurante abierto del pueblo, una amabilísima dueña me dice que está cerrado pero que nos puede preparar algo de pan. Le encargamos 5 baguettes, en 10 minutos estarán listas. Es un restaurante pequeño pero muy coqueto, la carta tiene un platos muy apetecibles. El pan inmejorable, calentito, los patos están encantados….

Tras la comida salimos hacia Capestang, un maravilloso castillo se alza majestuoso a lo lejos. El canal está muy concurrido a su paso por el pueblo. Buscamos un sitio para pasar la tarde, caminamos con la vista fija en una preciosa iglesia a donde llegamos tras 20 minutos de paseo,es la Iglesia de St Etiene, del siglo X. Tiene unas cristaleras maravillosas, el coro está ensayando para los oficios de Semana Santa.

El pueblo está muy tranquilo, aunque es lunes está casi todo cerrado ( es el día de descanso). Nos sentamos en la plaza, mientras los niños corretean con unos recién estrenados amigos tomamos un delicioso café en una terraza.Comienza a atardecer así que volvemos al barco a por las bicis para pedalear, aún nos queda una hora de sol así que hay que aprovechar…

Canal de Midi en Capestang

Canal de Midi en Capestang

 

Ya de noche, cena a bordo y un merecido descanso, que los días a 6 por hora también son agotadores..

Amanece un día lluvioso y algo fresco, paseamos hasta la plaza del pueblo para comprar un delicioso pan de leña y unos croissants recién hechos. Después de desayunar decidimos seguir ya que podemos manejar el barco desde el puesto de mando del salón. Pasamos por varias granjas donde ofrecen cata y venta de vino, en esta parte las orillas del canal están flanqueadas por pinos.

Es hora ya de dar la vuelta, vamos a ir en la otra dirección, rumbo al mar. Pasamos todo el día atravesando esclusas, en una de ellas cometemos el error de quedarnos demasiado atrás, cuando la estaban vaciando el barco comenzó a inclinarse , elevándose la popa, nos habíamos subido a la piedra que cierra la esclusa ¡!, avisamos al esclusero que volvió a vaciar la esclusa y pudimos así salir airosos de nuestro pequeño percance.

Navegamos todo el día hasta llegar a un pueblo llamado Argens Minervois, con callejuelas estrechas de adoquines y casas pintadas de vivos colores, puertas y ventanas granates, verdes, amarillas,.. tiendas de barrio y a orillas del río un sinfín de restaurantes acristalados que recuerdan París.

Argens-Minervois-barco

Argens Minervois

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Por la mañana salimos rumbo al mar, paramos a comer en nuestra pequeña terraza de proa, ala sombra de unos plátanos. Por la tarde vamos en bici hasta Vias. Calljeando encontramos una ostrería donde venden además de ostras (1 docena 3 euros) mejillones, almejas y caracolas.

Compramos una docena de ostras. Para acompañarlas unos vinos que venden en una bodega cercana, después de degustar unos cuantos compramos tinto y espumoso.
Caminamos hacia la plaza del pueblo previa parada en un parque donde los niños no perdonan los columpios que a esta hora están muy disputados. La plaza está muy animada, nos sentamos en una terraza a disfrutar de las ultimas horas de sol.

Pedaleamos con la compra de vuelta al barco, una ducha calentita, ponemos la calefacción porque empieza a refrescar y una vez que los niños duermen plácidamente tras el agotador día disfrutamos de una suculenta cena. Las ostras están deliciosas…

05-256-C

 

Por la mañana llegamos a Marsella Es una ciudad de vacaciones, con casas bajas y una enorme y desértica playa donde una valiente se está dando un baño, aunque el día es muy soleado el agua está gélida. Nos quedamos a la entrada del lago, no tenemos más días así que en otra ocasión visitaremos Frontignac, Marselleise,..El año que viene veremos, o si no seguir hacia arriba, por el Midi de los bosques mágicos.

Dormimos cerca de la base, cuando nos levantamos está diluviando, llegamos a dejar el barco y salimos hacia Barcelona, antes parada en Beziers a comprar foie, carnard y mostaza de Dijon.

 

 

Carmen Hernandez Perez
Mas Informacion:
Aproache Yachting Madrid. 915913452. aproache@aproache.com
Aproache Yachting Barcelona 932250266. kouk@aproache.com
Web: www.aproache.com

Turismo fluvial en Francia

 

Aprovechamos las vacaciones de Semana Santa para repetir por tercera vez la oportunidad de conocer algo más de las tierras por las que serpentea el Canal de Midi en su recorrido desde el Mediterráneo hacia el Atlántico en el Sur de Francia.

Esta colosal obra de ingeniería que el genial Pierre Paul Riquet diseñó allá por el siglo XVII y en la que empeñó su vida y su fortuna .Es hoy una reliquia arquitectónica que nos permite disfrutar del diseño de sus esclusas y poner a prueba nuestra pericia marinera en el manejo de las barcas con las que se navega por estas aguas. Las puede manejar cualquiera, podemos parar en el sitio que nos apetezca solo debemos recordar dos cosas: los horarios de las esclusas (en esta zona por suerte hay escluseros que a veces echan una mano con las amarras) y la velocidad de crucero: a 3 Km/hora. Los nervios y las prisas debemos dejarlos en la maleta.

Canal de Midi

Canal de Midi

 

Pero además desde el canal se nos abre una ventana al mundo de la campiña francesa con sus vides, sus pueblos legendarios, sus campos de trigo y girasoles, los plátanos milenarios que majestuosos hunden sus raíces en las aguas del canal .

Recorreremos el canal a bordo de una cómoda embarcación que más recuerda a una casa por lo espacioso de los camarotes, los baños con ducha, la cocina completamente equipada con horno, nevera, y una coqueta vajilla, un amplio comedor interior y dos magnificas cubiertas desde donde también podremos gobernar la embarcación , contemplar el paisaje o disfrutar de una comida casera.

Este año nos acompañan de nuevo nuestros pequeños marineros Joaquín y Alejandra y es que este es un viaje ideal para hacerlo con niños. Cualquier edad vale. La primera vez que vinimos tenían 5 meses y dos años cada uno a su manera disfrutó de lo lindo: Joaquín sesteaba en su hamaquita viendo pasar los plataneros sobre su pequeña cabeza y Alejandra colaboraba afanosamente en las esclusas aunque se despistaba eso sí jugando con otros niños y recogiendo flores. Este año tenemos la suerte de que ya montan en bici así que dedicaremos mucho rato a recorrer los senderos que corren paralelos al canal y a visitar algún pueblo cercano, alguna finca donde hacen vino,… las posibilidades son infinitas y los niños disfrutan cada momento del día. Por suerte caen rendidos y por la noche podemos disfrutar de una cena estupenda con unas ostras fresquitas recién compradas, un magret de pato vuelta y vuelta y un vino tinto excelente.

alquiler-canales-francia

Llegamos hasta aquí en coche desde Barcelona. La base de Le Boat está a tres horas, en Portcassafiere.

El recorrido que hemos decidido será primero Midi y luego vuelta y hacia el mar Étang du Thau.Hacemos el check in, el barco reluce.

Todo está listo para zarpar, la compra en el Carrefour cercano a la marina ya está guardada, las bicis en la popa, los marineros listos… nos vamos ¡!

Solo tenemos una obligación: disfrutar, pero eso si, a 3 por hora. Me parece que ya no quedan cosas en el mundo que se hagan a esta velocidad. Hay que dejarse llevar por el ritmo que marca el canal, disfrutar de su calma, de la paz que se respira…

Recorremos las marismas de La Camarga, los caballos hunden sus patas en el agua mientras comen, coquetean con las garzas, el sol se refleja en el agua y dibuja sus siluetas en una maravillosa acuarela.

El mar es aquí amarillo, del color de las flores que forman un manto que se pierde en el horizonte. No se oye más que el ruido de las ramas de los arboles, huele a flores, la vegetación está plena en esta primavera soleada.

05--028-M --b

 

Hacemos una primera parada para hacer fotos a los caballos y en bici recorremos la orilla del canal, nos cruzamos con patinadores, con gente haciendo footing, paseando, a caballo, en bici… es una delicia.

Vuelta al barco aprovechando la hora de cierre de las esclusas (12.30-1.30), preparamos la comida.

 

 

 

Viaje a Polinesia en barco

DSC02484

A las 7, puntual como nos dijo, Richard nos trae pan, hielo y croissants. Salimos a recorrer la isla (de unos 8 Km ) en dinghy. Visitamos varios motu hasta llegar a uno donde hay una pensión, la de Jasmine. Nos recibe la mismísima y oronda … [Continue reading]

Catamaran en Polinesia 2

DSC02392

Amanece gris, con lluvia y viento. Desayunamos en el salón, en la radio suena el aserejé mientras Javier prepara un opíparo desayuno a base de tortilla de patata con chorizo y pan tumaca. Lo cierto es que después del día de ayer, abrasados por … [Continue reading]

Alquiler barcos Polinesia

DSC02251

Por Carmen Hernandez   Tras un largo viaje llegamos a la otra punta del mundo y allí estaba, puntual como siempre la jefa de base de Sunsail  que nos agasajó al estilo de estas tierras, con unos bonitos y aromáticos collares de flores … [Continue reading]

Recetas fáciles y rápidas 3

23.- GUISANTES CAPITÁN:   1 bote de guisantes, verduras (berenjenas, tomates, calabacines o lo que tengáis), 1 cebolla, 4 lonchas de bacon (o jamón serrano en trocitos), 6 huevos, sal, aceite, pimienta. Sofreir la cebolla con el resto de … [Continue reading]