Barcos, veleros, catamaranes, goletas y yates de Alquiler Madrid,  18:15  Hrs.

"Disfrutamos mucho, la gente y el barco perfectos. Todo estuvo excelente. Gracias. Repetiremos."
J.

"Antes que nada, darte las gracias por los consejos y sobre todo por la FANTÁSTICA ELECCION de Yannis, el Patrón, fue realmente bueno, con gran experiencia, seguridad…."
R.

".. fue un viaje genial, la gente con la que nos encontramos en la goleta, los paisajes y pueblos,,, todo maravilloso. Es uno de esos viajes que siempre recordamos."
M.


Inicio / Conócenos / Aproache Yacht Charter / Preguntas frecuentes

 

 Alquiler sin patrón

En general, se pueden alquilar sin tripulación los barcos de hasta 60 pies, siempre y cuando se demuestre la capacidad para gobernar la embarcación y  se tenga en vigor la titulación  naútica correspondiente para cada eslora.

Alquiler con patrón

En este alquiler,  se contrata a un patrón es el que maneja la embarcación, el patrón ocupa una de las cabinas del barco, el cliente se hace cargo de su manutención durante el tiempo que dure el charter.

Alquiler con tripulación

Se puede alquilar tambien barcos con tripulación, de vela, motor, goletas..Estos barcos incluyen una tripulación que se encarga de todas las labores a bordo, limpieza, cocina y servicio a bordo.El número de tripulantes varia y depende del tamaño del barco o del lujo del servicio.

¿Qué es una Flotilla?
  
Una modalidad interesante, restringida a veleros y a determinadas zonas, es la del alquiler en flotilla. En realidad es un alquiler de un velero sin tripulación con la diferencia o añadido de que la navegación se hace con un grupo de embarcaciones de características similares cuando no idénticas. Estas flotillas de 10 o 12 veleros están lideradas por un velero en el que navega una pequeña tripulación (2-3 personas) que se encargan de la logística básica: organizan el trayecto en función de la meteorología, ayudan en las maniobras de fondeo o amarre, se hacen cargo de los posibles problemas técnicos que van surgiendo y actúan como guías turísticos aconsejando visitas, excursiones, restaurantes, etc.

¿Qué es un viaje de PLAZA POR PLAZA o a la CABINA?

En la modalidad de “plaza por plaza” o “por cabina”, una embarcación con tripulación se alquilan literas o cabinas sueltas para un viaje de duración determinada y con un trayecto también predeterminado. Son una oportunidad  inmejorable para navegar en caso de parejas, de un pequeño grupo de amigos o de una persona sola por lo que no es necesario reunir a la gente suficiente como para alquilar un barco entero.

¿Qué es la navegación Fluvial o en canales?

En las zonas donde hay canales y ríos navegables también es posible alquilar embarcaciones. Su tipología es muy particular y se parecen poco a las embarcaciones diseñadas  para navegar en mar abierto. Son las que en Francia se conocen como “penichettes”, unas embarcaciones de fondo plano, proa y popa redondeadas y una caseta que ocupa buena arte de la cubierta y que les da un aspecto más parecido al de una casa flotante que a de una embarcación.

La navegación por ríos y canales es muy tranquila y simple, no es necesaria experiencia, El resultado es una navegación lenta y extraordinariamente plácida que permite transitar a flote por paisajes terrestres. Una alternativa interesante y muy recomendable para charter “ familiar”. 

¿Qué es una  “GOULET”/ GOLETA?

Son embarcaciones del tipo motovelero, normalmente aparejadas como queche y no como goleta, a pesar de que se las conoce como “goulets” o goletas Son pocas las que hoy en día izan su velamen para navegar, ya que suelen navegar a motor la mayor parte del tiempo.Son embarcaiones con tripulación.

Qué es  la Fianza?   La fianza es una  cantidad a modo de deposito que se deja en la base el día  del embarque. Normalmente se hace con tarajeta de credito bloqueando una cantidad. Está cantidad cubre los daños que pudieran surgir en la embarcación durante el charter. Esta fianza se devuelve al final del charter cuando devolvemos la embarcación , siempre y cuando no se haya causado daño alguno a la misma o falte algo del equipamiento de la embarcación de la lisata del chek in.

¿Qué es el seguro de fianza?

Algunas compañías ofrecen la posibilidad de asegurar la fianza, o sea, pagar un seguro que cubra posibles daños por el valor de la fianza. Esta cantidad, mucho menor que la fianza en sí, es un gasto y no un depósito y, por lo tanto, no se devuelve al finalizar el chárter. Aún en el caso de asegurar la fianza, las compañías suelen exigir el depósito de una pequeña cantidad  para cubrir posibles daños menores que no pueden tramitarse a través de un seguro, como la pérdida de una maneta de winche, de una defensa, la falta de combustible, etc.

En el caso de las embarcaciones de lujo con tripulación no suele pedirse fianza, En el caso de alquiler con patrón, las compañías tienden cada vez más a exigir un seguro de fianza de forma que el patrón, que está trabajando y que asume la responsabilidad sobre barco y tripulación, tenga la espalda cubierta ante posibles desperfectos.

¿Que ropa debo llevar a bordo?

-Impermeable, dependiendo de la época del año se recomienda llevar un traje de agua. -zapatos con suela que no marque la cubierta, o sea, de goma blanca. Valen los náuticos o los deportivos, y no valen cualquier otro de goma negra que deje marcas. Importante que no resbalen. -Cangrejeras o un calzado apto para nadar o andar por las rocas, como escarpines o sandalias de plástico (por si en un fondeadero hay que ir a tierra a amarrar un cabo, por ejemplo, y uno no tiene ganas de pisar erizos descalzo). -Ropa cómoda, bañadores y algo de abrigo para las noches -Gorrito, la gorra con visera,las gafas de sol. Si la navegación es en invierno si es imprescindible el traje de agua, ropa de abrigo, gorro, guantes y botas de agua, así como ropa térmica.

Cosas prácticas que llevar a bordo En los barcos siempre hay un enchufe de 12V del tipo de mechero de coche que permite cargar la batería del teléfono móvil, sin necesidad de esperar a llegar a puerto para tener 220V.

-En caso de llevar aparatos electrónicos que no tengan batería recargable, no olvidar pilas de repuesto.

-Y por supuesto, los “papeles”: DNI o pasaporte, pasajes de avión o barco, tarjetas de crédito.

La compra a bordo

Hay que  tener cuidado al hacer la compra, ya que el espacio a bordo es limitado y las neveras son pequeñas y no disponen de congelador, Es aconsejable hacer una compra más grande el primer día con agua  suficiente, bebidas y alimentos no perecederos, evitar comprar recipientes de cristal , mejor las latas y el plástico y mejor que sean envases pequeños.Si el destino lo permite se puede ir comprando más cosas a lo largo del recorrido. La mayoria de las compañias ofrecen un servicio de compra en el que pueden rellenar una lista de productos y tener la compra  a bordo cuando lleguen a el barco, suelen cobrar una cantidad por este servicio.Nosotros les asesoraremos sobre que destinos es conveniente usar este servivio.No obstante siempre hay un supermercado cerca de la Marina

“KIT” recomendado de Patrón

-navaja o herramienta multiusos, ya que un marino sin navaja no es nada.

-un encendedor, aunque uno no sea fumador.

-gafas de sol, a ser posible polarizadas, con las que te sorprenderás de lo bien que se ven los arrecifes o los bajos a flor de agua.

-prismáticos (en el barco debe haber, pero no todo el mundo los trata con cariño).

-5 metros de cabito de 5mm, ya que con un cabito se resuelven muchas cosas.

-un rollito de cinta americana, para reparar lo que se resiste al cabito.

-un elástico o un “pulpo”.

-dos grilletes y dos mosquetones, por si acaso.

-traje de aguas a ser posible con arnés incorporado (por aquello de dar ejemplo a los tripulantes en cuanto a seguridad y evitar la pereza de tener que ir a buscar el arnés).

-aletas, gafas y tubo (complementados con un traje neopreno fino en sitios donde el agua esté fría), por si hay que echarse al agua a desliar un cabo de la hélice o a solventar cualquier otro lío.

-GPS portátil (por si falla el del barco y uno no domina especialmente los métodos clásicos de navegación...). No olvidar pilas de repuesto.

-teléfono celular (aunque hoy DIA casi nadie olvida esto) y cargador de batería.

-un pequeño convertidor de 12V-continua a 220V-alterna, si no tenemos cargadores para conectar a &éV.

-un aparejo de pesca con un elástico para atarlo al balcón de popa y así amortiguar el tirón (ya que nunca hay que perder la esperanza de pescar algo gordo).

-papeleo, como el contrato de alquiler y la información de teléfonos de contacto con la base de charter, junto con un bloc de notas, lápiz, bolígrafo. Y el titulo o carné de patrón.

 

Esta lista es obviamente opinable, ampliable o reducible, y su interés radica, tal como ya hemos dicho, en dar ideas. O mas bien en recordar una idea básica y muy valiosa para navegar, que es la necesidad de disponer de unos medios mínimos con los que poder aguzar el ingenio en caso de problemillas.

Botiquín personal

Los barcos disponen del botiquín reglamentario según las normas de cada país y que suele contener material básico de curas y algunos fármacos muy corrientes como calmantes suaves para el dolor, pero poca cosa mas. Es por ello que es conveniente llevar un pequeño botiquín personal que contenga, aparte de algún fármaco concreto que necesite alguien del grupo, los elementos mas básicos de primeras curas. Ello asegura que dispondremos de lo necesario y que lo encontraremos rápidamente sin necesidad de explorar en un botiquín que desconocemos lleno de productos etiquetados en otra lengua (como el griego, por ejemplo).

Entre las cosas básicas y que ocupan poco espacio, podemos citar:

-desinfectante a base de yodo. -puntos de sutura adhesivos. -apositos para pequeñas heridas (los hay resistentes al agua). -apositos con vaselina para quemaduras (tipo Linitul). -venda elástica y normal. -esparadrapo. -pomada para picaduras (insectos, medusas). -calmantes para el dolor. -pastillas antimareo. -antidiarreicos.

Recordar también llevar crema de protección solar.