Alquiler barcos Sicilia e Islas Eolicas

Islas Eólicas

Donde los dioses ataron a los vientos.

 

Las fotos de las Islas Eólicas son reclamo suficiente para querer navegar en sus aguas. Nuestro barco parece encantado de dormir una noche en el puerto de Palermo, en la costa norte de Sicilia, pero sus velas adoran moverse entre las siluetas de las Islas Eólicas.

 

Evidentemente, estas islas reciben su nombre por el dios griego guardador de los vientos Aeolus. Algún otro dios de mal carácter debió tener algo que ver en el origen de estas islas, ya que son volcánicas, e incluso, una de ellas, Stromboli, puede presumir de tener uno activo. Todo empezó hace más de 4.000 años antes de Cristo, cuando los abismos del mar Tirreno emergieron como uno de los mejores reclamos del sur de Italia. En total, siete islas para disfrutar de otro mundo.

 

Cuando el velero parte hacia Stromboli  un suave viento de popa anima la navegación. Tras una primera travesía, el tiempo se calma y el mar parece una balsa. La costa va desapareciendo mientras el barco alcanza una velocidad de 8 nudos, adentrándose en un mar profundo. Stromboli se dibuja en el horizonte como una vieja dama cansada, que de vez en cuando tiene aún algo que decir.  Stefano siempre lo dice… “Stromboli es como una cocina a donde hay que llegar antes de la cena.”

 

Con un poco de suerte, el volcán está activo y será impresionante ver el humo saliendo de su boca. Para ver el magma hay que acercarse a doscientos metros de la cima con excursiones organizadas. Las erupciones son frecuentes y vienen precedidas de un tremendo rugido y un ligero temblor de tierra. Para quién no quiera subir hasta arriba, lo mejor es observarlo por la noche, cuando las  explosiones tiñen el firmamento de rojo y amarillo, y desde una terracita a orillas del mar o desde la isla de Panarea  o bien desde la cubierta del barco nos deleitamos con este espectáculo singular.

 

En un primer día, se fondea cerca del muelle de Scari. Donde se encuentra el pueblo de San Vincenzo, en las faldas de la montaña. A pesar del volcán, la naturaleza es generosa en la isla, y las laderas, que no sufren los “escupitajos” del volcán, están tupidas de una maravillosa vegetación de colores verdes, ocres y marrones con chumberas, higueras, olivos y otras plantas que dibujan una estampa inconfundiblemente mediterránea. La iglesia de cúpula gris y campanario rojo completan el cuadro. Para los nostálgicos del celuloide, el mayor atractivo es ver el lugar donde se rodara la película “Stromboli, Terra di Dio” que inmortalizara Ingrid Bergman bajo la dirección de Roberto Rosellini en 1950.

 

A una hora de Stromboli se llega a Panarea, un pequeño archipiélago de islotes. Aquí hay otro nivel… Uno se queda con la boca abierta al ver los yates y demás barcos que hay fondeados en frente de la playa. No sin motivo la isla tiene fama de ser la más elitista del archipiélago. Las casas cuadradas y encaladas están salpicadas de buganvillas, el sol reflejado en el mar, las calas de agua transparente, las tiendas… Todo es atractivo en Panarea. Hay un pequeño camino que conduce hasta el pueblo, muy estrecho, por el que casi no caben dos personas y que sólo es transitado por unos curiosos cochecitos eléctricos que hacen las veces de taxi y por unos motocarros de los años 50 pintados de rojo, azul o amarillo que transportan pan, verduras…

 

Una vez más, lo sencillo necesita una componente chic… Los restaurantes tienden a ser caros y una buena pasta al “pomodoro” con albahaca fresca y una generosa dosis de queso parmesano son suficiente. Un delicado vino tinto de un pequeño productor cercano a Ragusa son el complemento perfecto.

 

Los amaneceres suelen ser dramáticos. Después de un desayuno muy mediterráneo a base de pan y aceite de oliva con algún embutido de la región, parecidos a los fuets catalanes, el barco pide movimiento para dirigirse a Basiluzzo, el mayor de los islotes que rodean Panarea, y que presume se ser uno de los mejores lugares para bucear. .

 

La temperatura del agua es buena y en las condiciones perfectas para hacer snorkel, en el fondo  submarino hay anémonas, actíneas y moles de piedra escupidas por el volcán. Hay que ir con cuidado por estas grutas submarinas, a veces hay un espacio muy estrecho por el que pasar pero merece la pena hacerlo y descubrir recovecos de agua, luz y piedra.

 

Lípari, en honor del rey Liparo, puede presumir de ser la mayor de las islas, la capital, y como curiosidad aquí se encontraban unas canteras de piedra pómez. Las laderas de la montaña son blancas, con toboganes de piedra gigantescos. La fuente de riqueza de estas islas desde la antigüedad era la producción de la obsidiana y la piedra pómez que son variedades de lava solidificada.

 

Al atardecer el horizonte se transforma y desde el barco uno siente que la vida merece ser vivida a tope. Que momento más intenso contemplando la bonita costa de Lipari a un lado y la isla de Salina en el horizonte mientras suena una vieja melodía en la radio de  Celentano  y se saborea un poco de grapa. A Salina los griegos la llamaron Didyime (“gemela”) porque su perfil se asemeja al de dos volcanes separados aunque en la realidad es la fusión de 6 conos volcánicos. Es la de mayor tamaño después de Lipari y la que tiene más vegetación, con bosques de álamos, castaños y pinos.

 

En lo referente a la navegación, esto es Italia. Dicen que los italianos manejan los barcos casi igual de mal que los coches, en la atestada marina de Salina se empeñan en entrar cientos de barcos de motor, barcas de pesca, dinghys y veleros, y algún ferry que no se sabe si va o viene. Después de mucho caos y mucho grito, al final todos han encontrado un sitio, aunque sea en tercera fila.

 

Quedan otros destinos en las islas Eólicas como Filicudi , Alicudi o Vulcano, islas llenas de encanto cuajadas de chumberas, higueras, parras, moreras, y un  intenso olor a pino. Es la foto de postal perfecta : al fondo el mar y el cielo azul, con la luz del sol naranja, en medio el negro de la arena de la playa y en primer plano los prados amarillos, los cactus, los olivos.

Vientos térmicos, brisa a la tarde y esa forma de entender la navegación típicamente italiana.

Bullicio, risas, chapuzones  en  un mundo pensado para el disfrute…   La comida  a veces es más importante que el cuidado del barco.

 

En cualquier cala, aparece una casa de comidas con la auténtica “mama italiana” que va de mesa en mesa asegurando que los comensales se lo coman todo,  pues el chef es su marido y no admite críticas. Difícil es encontrar falta a la comida italiana casera, primero un “antipasti” de verduras al grill, aceitunas jugosas y luego un buen pescado al horno con hierbas y tomates, o una “Melanzzana” de berenjena y queso y de postre una “panacota” de esas de mil calorías por cucharada. Lo que antes era un refugio del pirata Barbarroja y una prisión  para los desterrados romanos,  es ahora  un refugio para viajeros sofisticados. Como cambian los tiempos!

 

 

FICHA PRÁCTICA

Cómo Llegar:

Alitalia www.alitalia.com conecta cuatro veces a día Madrid con Palermo, haciendo escala en Milán. La duración del vuelo es aproximadamente de cuatro horas y media. Alitalia también ofrece un vuelo diario Barcelona – Milán – Palermo y dos veces al día Valencia – Milán – Palermo.

Además existen excelentes conexiones vía Milán y Roma. En Italia, tenemos base en Palermo (Sicilia) , en Tropea y en Procida. Lugares de partida ideales para navegar a las Eólicas.

Vuelos a Palermo directos desde España en julio y agosto.

Para navegar desde la base de Tropea aeropuerto de Reggio Calabria y para salir desde la base de Procida el aeropuertoes el de Napoles

 

En Italia, tenemos base en Palermo(Sicilia) , en Tropea y en Procida. Lugares de partida ideales para navegar a las Eolicas, las islas Egadi , costa Siciliana , Costa Amalfitana y las islas de Capri , ect.

 

Donde dormir:

Nuestro barco es nuestro mejor hotel.

La Flota Sunsail esta compuesta por veleros y catamaranes de diferentes esloras y capacidades de los mejores Astilleros del mundo , desde  2 camarotes on 1 cuarto de baño , hasta 5 camarotes dobles con 5 cuartos de baño. A bordo de estos barcos podemos encontrar todo lo necesario para una comoda vida a bordo

 

 

Qué Hacer:

La semana santa en Lipari es una buena opción de conocer el sentimiento siciliano respecto a la religión. También en Lipari podemos visitar su Museo Arqueológico Regional donde se exhiben desde utensilios del Neolítico como piezas de la cultura Etrusca u otras reliquias de la cultura griega. En Panarea es muy interesante el festival de San Pedro. En agosto, Salina celebra toda clase de fiestas cómo la que se hace en honor a San Lorenzo, en junio.

 

Imprescindibles:

Lípari es una isla deliciosa, con su maravillosa fortaleza, en la parte alta de la ciudad.

También es muy interesante la parte baja con la calle Victorio Emmanuel II. En el caso de Salina  debemos parar una mañana como en Malfa o Pollara. Panarea es la parte chic de nuestro viaje.  Queda para los amantes a las compras y la subida a Stromboli, para los amantes  del Treking , subida al Volcan. Mas suave y para todos los publicos la excursión en Vulcano al Crater. 

 

Datos útiles:

El alquiler de un velero con Aproache-Sunsail en Italia varia según temporada y tamaño del barco. Los barcos pueden alquilarse con o sin patron dependiendo de que se tenga la titulacion y experiencia necesaria.

Un barco de 3 camarotes dobles con 2 baños, con capacidad para 6 personas  en Palermo  varia entre los  1.700 euros x semana en temporada baja y los 3.400 Euros x semana en pleno agosto. Entre 280 euros x persona y 560 Euros x persona en temporada alta.

Si necesitamos los servicios de un patron debemos contemplar  1.100 Euros mas x semana y un camarote para el patron.

 

 

El Precio incluye:Barco completamente equipado con todo lo necesario para una comoda vida a bordo, sabanas , toallas, equipo de snorkel, auxiliar con motor fuera borda. Equipo de seguridad , etc..

El Precio no incluye: combustible , amarres y avituallamiento. cargo de cada pasajero, gastos de combustible y toallas de baño y ropa de cama.

Embarque: Sabados a las 18h en Palermo

Desembarque: Sabados a las 9h en Palermo

Aeropuertos: Palermo-Catania

Más información en : Aproache es el representante de Sunsail y Moorings  en España, son especialistas en vacaciones en barco desde 1988 y asesoran con absoluta fiabilidad de los destinos y barcos mas adecuados. Fundamentales para preparar un buen viaje en barco.

Informacion Base de Palermo en

http://www.aproache.com/sunsail/AlquilerBarcosPalermoSicilia.html

Aproache Yachting: 91 5913452  / 932250266

www.aproache.com

 

Aproache Madrid

Aproache Barcelona

  •   Escullera Poble Nou 150 08005 Barcelona

  •    +34 93 225 02 66

  •    kouk@aproache.com

Suscríbete a nuestro newsletter

Viaja tranquilo

© Copyright 2017 Aproache